Cultura PDF Imprimir E-mail
Escrito por Administrator   
Lunes, 01 de Junio de 2009 12:13

SEMINCI

Anualmente se celebra la Semana Internacional de Cine de Valladolid (SEMINCI), a finales de octubre. Creada en 1956 como «Semana de cine religioso de Valladolid», se celebraba en Semana Santa, evolucionando hasta convertirse en uno de los principales festivales de cine de España, teniendo como objetivo la difusión y promoción de películas de categoría artística, que contribuyan al conocimiento de la cinematografía mundial. El festival tiene su sede principal en el Teatro Calderón, donde se celebran la gala de inauguración, la proyección de películas de la Sección Oficial y la gala de clausura, en la que se entrega la Espiga de Oro, principal galardón del festival. Por la SEMINCI han desfilado personajes del mundo cinematográfico, como Ken Loach, Brad Pitt, Kenneth Branagh, Ang Lee, Sophia Loren, Julie Christie, John Cleese, María de Medeiros, Liv Ullmann, Abbas Kiarostami, Atom Egoyan o Mira Sorvino.

Museos

Categoría principal: Museos de Valladolid
  • El Museo Nacional Colegio de San Gregorio (antiguo Museo Nacional de Escultura), de relevancia internacional, está en plena ampliación (proceso que incluye la restauración del Colegio de San Gregorio, la Casa del Sol, la iglesia de San Benito el Viejo y el Palacio de Villena, éste último ya abierto). El museo alberga, entre otras obras, el Retablo de San Benito el Real de Valladolid, realizado por Alonso Berruguete a su vuelta de Italia, y diversos pasos procesionados en Semana Santa.
  • En el interior de la Catedral de Nuestra Señora de la Asunción se encuentra el Museo Diocesano y Catedralicio de Valladolid, inaugurado en 1965 por iniciativa del entonces Arzobispo de Valladolid, José García Goldáraz. Sus fondos se encuentran distribuidos a lo largo de cinco capillas que tuvieron un carácter funerario dentro de la antigua colegiata medieval de Santa María erigida por el Conde Ansúrez. En su interior se encuentran obras procedentes en su mayor parte del tesoro catedralicio y de parroquias extinguidas de la archidiócesis de Valladolid: esculturas, pinturas, orfebrería, marfiles, ornamentos o monumentos funerarios.
  • En el Museo Arqueológico de Valladolid (plaza de Fabio Nelli) se encuentran varias secciones: de arqueología provincial (que alberga mosaicos romanos hallados en la ciudad), de bellas artes (siglo XIII al XIX) y de historia de la ciudad.[51] Existe un proyecto de reforma y ampliación del museo.[52]
  • El Museo Patio Herreriano de Arte Contemporáneo Español, referencia importante en la difusión del arte contemporáneo, desde su fundación, e inaugurado por sus Majestades los Reyes en junio de 2002.
  • El Museo del Real Monasterio de San Joaquín y Santa Ana (MM Cistercienses), en el que se pueden admirar varias obras de Goya, un Cristo yacente de Gregorio Fernández, y una importante colección de telas y ropajes realizadas por la comunidad cisterciense desde el año 1767.
  • Museo Anatómico. Fundado 1917 por Salvino Sierra en el pabellón anatómico de la Facultad de Medicina.[53] En él pueden admirarse piezas de anatomía humana naturales y artificiales, esqueletos de cráneos de animales, así como instrumentos y aparatos relacionados con la medicina.
  • Museo de Ciencias Naturales. Cuenta con 5.102 piezas distribuidas por una quincena de salas, conformadas con criterios esencialmente científicos y pedagógicos. Hay colecciones de Ciencias Naturales, Botánica, Zoología y Geología.
  • Museo de Oftalmología Doctor Saracíbar. Se trata de un museo adscrito al Instituto Universitario de Oftalmología Aplicada (IOBA) de la Universidad de Valladolid. Lleva el nombre de José María Saracíbar, oftalmólogo vallisoletano que donó buena parte del material que hoy se puede contemplar. En el museo, creado en 1995, se encuentran instrumentos, aparatos, libros y tratados de oftalmología de finales del siglo XIX y principios del XX.
  • Museo de la Ciencia: construido sobre las instalaciones de la antigua fábrica de harinas El Palero, cuya fachada se ha respetado para albergar las salas de la exposición permanente junto con nuevos elementos arquitectónicos diseñados por los arquitectos Rafael Moneo y Enrique de Teresa en colaboración con Francisco Romero y Juan José Echevarría.
    Museo de la Ciencia, a orillas del Pisuerga.

    Entre estos elementos destacan la pasarela peatonal sobre el río Pisuerga y la torre. En lo referente a los contenidos museísticos el museo consta de una exposición permanente, a través de las salas se presentan diferentes aspectos de la ciencia, comenzando por su planetario digital, uno de los más modernos del mundo, que permite realizar todo tipo de exposiciones.[54] Existe un espacio destinado a los más pequeños La Sala de los Niños, en la que se pretende acercar los contenidos científicos y tecnológicos a través del juego. En la Sala del Agua se presenta su ciclo completo, desde su captación hasta su devolución al medio. El cuerpo humano es también objeto de estudio, así como las fuerzas de la Naturaleza. En la última planta se encuentra la Sala 41 4 dedicada a la historia de la Cartografía. Asociada a esa exposición existe un espacio de la Junta de Castilla y León: La Casa del Mapa, dedicado a la distribución y venta de todo tipo de cartografía y publicaciones geográficas. En la Galería de los Sabios, el elemento central es la narración de la imagen virtual de una serie de conflictos de todas las épocas, y en la Galería de los Inventos, se muestran aquellos que han supuesto una avance importante en la vida de las personas. El museo dispone también de una sala de exposiciones temporales, Sala Interactiva, Consulta y Biblioteca junto con un restaurante en la parte más alta de la torre.
  • La Casa del Río: situada junto al Museo de la Ciencia es el primer acuario fluvial de España. Recoge la flora y fauna del Pisuerga en diferentes peceras donde se pueden contemplar especies ya desaparecidas como el cangrejo de patas blancas, la anguila o la lamprea marina junto con especies propias del hábitat: el percasol, el cangrejo rojo o el black bass. Además, dos terrarios permiten conocer los anfibios habitantes del río: ranas, sapos, salamandras o tritones. Como complemento, la Casa del Río presenta varios audiovisuales sobre la cadena vital o el ciclo del agua, una zona de paneles explicativos y un mirador hacia el Pisuerga.
  • El Museo Fundación Cristóbal Gabarrón, se concibe como un centro destinado a la divulgación de la obra del artista vallisoletano Cristóbal Gabarrón mediante una selección retrospectiva de la historia del arte organizada en diferentes salas que permiten un acercamiento a las culturas: Los Pilares de la Historia —Egipto, Etruria, Grecia y Roma—, Arte de la América Prehispánica —Venezuela, Colombia, Ecuador y Perú— Culturas del África Negra —República Democrática del Congo, Angola, Costa de Marfil, Malí, etc.—.
    Los fondos de la fundación albergan también varias secciones históricas que comprenden desde el siglo XVI al XIX: una colección de pintura y escultura religiosa, una muestra de pintura europea, y las que tienen por título «Picasso Ceramista» y «Colección Obra Gráfica Internacional». Entre las colecciones más actuales destacan el Museo de arte de Vanguardia (MAVA) destinado a recoger propuestas de jóvenes artistas y espacio–novo, que se concibe un centro de arte contemporáneo internacional.
  • Museo de la Academia de Caballería. Se crea a partir de 1976 gracias a la iniciativa de varios profesores de la Academia. Se exhiben pinturas, como el cuadro de la Batalla de Treviño, debido al pincel de Víctor Morelli, o el retrato ecuestre de Alfonso XIII, pintado por Román Navarro García. También se pueden contemplar armas blancas y de fuego, pinturas, miniaturas militares, uniformes, monturas, etc.
  • El Museo oriental,[55] en el Convento de los Agustinos Filipinos, obra de Ventura Rodríguez. Iniciado en 1759, se termina en 1930 con la bendición del templo. El Museo Oriental fue fundado en 1908. Se produce una primera renovación en 1980, y una segunda en 2005, abriendo de nuevo al público en mayo de 2006. Recoge una extraordinaria colección de arte chino y filipino desde el siglo II a. C. al XIX. Es una de las más grandes colecciones de arte oriental que pueden ser admiradas en Europa, y sin duda la más completa de España. Esta gran colección de arte se encuentra en esta ciudad debido a dos razones, Valladolid era la sede central de los Agustinos Filipinos de España y la segunda, que al ser la sede central, era donde se formaba a los futuros misioneros y para ello se traían muchos materiales de Oriente.
  • Museo de Santa Isabel. Expone diversas obras de arte, destacando dos lienzos de Diego Valentín Díaz, el de la Inmaculada de Felipe Gil de Mena y pinturas de mediados del siglo XVII.
  • Museo de la Universidad de Valladolid (MUVa). Está ubicado en la Sala San Ambrosio del Palacio de Santa Cruz. La colección permanente alberga una muestra de objetos relacionados con la historia de la universidad y con su patrimonio documental: instrumental oftalmológico y anatómico, muestras arqueológicas y religiosas, mobiliario académico, libros de actas, códices, bulas y autorizaciones para la enseñanza de estudios de carácter civil y religioso y una pequeña colección de pintura. Se puede contemplar un códice copia de los comentarios al Apocalipsis de Beato de Liébana, conocido como Beato de Valcabado, escrito en año 970.
    El museo de la Universidad de Valladolid cuenta además con tres salas de exposiciones temporales, destinadas a muestras de jóvenes artistas, colecciones procedentes del intercambio con otras universidades o la exposición de los resultados de trabajos de investigación que llevan a cabo los diversos departamentos e institutos de la Universidad.
  • Museo Taurino: ubicado en las antiguas taquillas de la Plaza de Toros, es un espacio que hace un recorrido a través de la historia de la tauromaquia desde la prehistoria del toreo hasta la actualidad. El museo dispone de diversos elementos multimedia: como gráficos, audiovisuales o fotografías relacionadas con el mundo de la lidia y una colección de trajes y vestidos del mundo taurino.
  • Museo del Dulce Cubero: se trata del primer museo de dulce de azúcar del mundo. Se pueden observar reproducciones en azúcar de los monumentos más importantes de Valladolid (San Juan de Letrán, Palacio de Fabio Nelli, Castillo de Fuensaldaña, Iglesia de la Antigua, la Estación del Norte...) y también una representación del palacio episcopal de Astorga.

Casas museo

Se pueden visitar 3 casas museo:

  • La Casa de Zorrilla. Es la casa donde nació el poeta José Zorrilla el 21 de febrero de 1817 y en la que habitó de forma continua toda su primera infancia, y de forma esporádica a lo largo de su vida, como durante su regreso de México en 1866.
  • La Casa Museo de Colón. Está situada en la calle de Colón, y fue erigida en 1968 en recuerdo del almirante Cristobal Colón y para albergar un museo dedicado a su memoria. Ha sido remodelada y reabierta con contenidos multimedia e interactivos en 2006, con motivo del V Centenario de la muerte del marino en Valladolid.

Casa de la India

La Fundación Casa de la India en España, constituida en marzo de 2003, inauguró su sede en otoño de 2006, una vez concluidos la rehabilitación y el acondicionamiento de su sede, en clave contemporánea. El edificio es una casa de dos plantas, en ladrillo rojo, cuenta con aulas para programaciones académicas y culturales, salón de actos, biblioteca con sala de lectura y espacio multimedia, sala de exposiciones, oficina de información y un jardín dotado de escenario para la realización de actos en el exterior.

La Casa de la India, en unión con los centros homólogos de Londres y Berlín, es una institución cultural creada para favorecer el diálogo entre los pueblos de la India y España, y para promover el desarrollo de sus relaciones en los ámbitos culturales, sociales e institucionales.[56]

Eventos culturales

A lo largo del año se celebran numerosos eventos culturales en la ciudad. Cronológicamente, el primer fin de semana después de la festividad de Reyes conjuntamente entre el consistorio vallisoletano y el barrio de Puente Duero se celebra la concentración motorista invernal Pingüinos, la más numerosa de Europa, en la que se realizan todo tipo de actividades relacionadas con el mundo de las dos ruedas.

Espectáculo del Festival Internacional de Teatro y Artes de Calle de Valladolid (TAC).

Entre finales de abril y principios del mes de mayo se celebra en el paseo central del Campo Grande la Feria del Libro de Valladolid. En su cuadragésima edición, la feria congregó a más de 130 autores de todo el mundo (Fernando Savater, Juan Manuel de Prada o Antonio Gamoneda entre otros). Anteriormente y en el mismo escenario se celebra también la Feria del Libro Antiguo y de Ocasión en la que participan más de 20 librerías de toda España.

Durante el mes de mayo se desarrolla la Semana del Renacimiento, con la celebración de un mercado renacentista, con la recreación de sabores, olores y personajes del Valladolid del siglo XVI. Estos días además se teatraliza por las calles La Ruta del Hereje, popularizada tras la obra de Miguel Delibes, mientras que los restaurantes ofrecen menús gastronómicos rescatados del siglo XVI y actualizados por restauradores vallisoletanos. También en mayo se celebra el Festival Internacional de Teatro y Artes de Calle de Valladolid (TAC). Los espectáculos son nacionales y extranjeros, concebidos para ser exhibidos en espacios sin butacas.

En junio tiene lugar el Encuentro Internacional de Maestro Escultores de Arena que reúne a maestros escultores procedentes de diferentes países elaborando sus obras de cara al público. En julio se desarrolla el programa Noches en San Benito en el que se celebran espectáculos de música, teatro y danza. Al finalizar estos espectáculos, durante el mes de agosto, se celebra asimismo un ciclo de proyecciones de cine al aire libre.

En 2007 se ha creado un ciclo denominado Música en la Catedral, aprovechando la adquisición de un órgano electrónico Allen en detrimento del antiguo órgano de la Catedral construido en dos fases (1904 y 1932) por Aquilino Amezua y Leocadio Galdós y que es un valioso instrumento con tres teclados y pedal y 36 juegos, de estilo romántico-sinfónico.

Se ha celebrado en 2007 la primera edición de la Bienal de Escultura de Valladolid, de escultura contemporánea, que viene a complementar al Museo Nacional de Escultura Policromada de la ciudad.[57]

Por último, se celebran las Fiestas Patronales de San Pedro Regalado, en plena primavera -13 de mayo-, con una corta celebración en la que en la que el acontecimiento taurino, la gastronomía y la música son los principales protagonistas y la Feria y Fiestas de Nuestra Señora de San Lorenzo que se celebran a principios de septiembre cuyo día central es el 8 de septiembre festividad de la patrona. El programa da paso a diversas actuaciones musicales, teatro, ferias gastronómicas, corridas de toros, citas artesanales, fuegos de artificio o exposiciones entre otras actividades. Durante esta semana festiva destaca la Feria de Día, los conciertos de la Plaza Mayor y la Partydance, un desfile de trailers por las calles de la ciudad, inspirado en la Love Parade de Berlín.

Lengua y literatura

Valladolid es conocida como la cuna del español, tiene fama de ser el lugar donde se habla el mejor castellano.[58] Este hecho se está concretando en el fomento de iniciativas para la creación de centros especializados en la enseñanza de la lengua española para extranjeros.[59] Pero a pesar de esta fama, el habla de los vallisoletanos se caracteriza por rasgos diatópicos como el leísmo,[60] el laísmo y otros propios del dialecto castellano septentrional.

Valladolid acogió en el año 2001 el II Congreso Internacional de la Lengua Española que se desarrolló bajo el título «El español en la Sociedad de la Información» entre el 16 y el 19 de octubre de dicho año.[61]

Hasta 4 premios Cervantes, la máxima distinción literaria en lengua castellana, están vinculados a Valladolid: Miguel Delibes, Jorge Guillén, Francisco Umbral y José Jiménez Lozano (los dos primeros son de hecho naturales de la ciudad). Otros autores destacados nacidos en la ciudad son José Zorrilla, Gaspar Núñez de Arce, Rosa Chacel, Gustavo Martín Garzo, Blas Pajarero o Fernando de Orbaneja.

Semana Santa

Artículo principal: Semana Santa en Valladolid
Capuchones a la salida de la Catedral.

La Semana Santa en Valladolid, con tallas policromadas de gran valor artístico de maestros como Juan de Juni, Gregorio Fernández o Alonso Berruguete, atrae anualmente a visitantes de toda España y el resto del mundo.

En la Semana de Pasión, y siempre que no haya lluvia, las diecinueve cofradías vallisoletanas procesionan por el casco histórico de la ciudad. La historia de la Semana Santa en Valladolid se remonta al siglo XV, si bien anteriormente hubo procesiones en el interior de los conventos, donde nacieron las cofradías más antiguas como Santa Vera Cruz, Angustias, La Piedad, La Pasión y Nuestro Padre Jesús Nazareno.

Durante la Semana Santa vallisoletana se pueden contemplar por las calles una de las principales exposiciones de imaginería religiosa del mundo, tallas que han permitido que la Semana Santa de Valladolid sea declarada de Interés Turístico Internacional.

Pasos como la Virgen de las Angustias, una de las principales tallas de Juan de Juni, La Sagrada Cena, de Juan Guraya, La Oración del Huerto, de Andrés de Solanes, El Señor Atado a la Columna y El Descendimiento, de Gregorio Fernández, o Las lágrimas de San Pedro, de Pedro de Ávila, recuerdan al ciudadano el vínculo existente entre la religión y el arte.

La Semana Santa de Valladolid no sólo se distingue por la singularidad artística de sus pasos sino también por la sobriedad, el silencio y el respeto que reina en cada acto.

Dentro de la Semana de Pasión vallisoletana destacan actos como el Pregón y el Sermón de las Siete Palabras que transforma la Plaza Mayor de Valladolid en un escenario que parece remontarse al siglo XVI y la Procesión General de la Sagrada Pasión del Redentor del Viernes Santo que hace un recorrido desde la Última Cena hasta la soledad de la Virgen y en el que se pueden contemplar los 32 conjuntos escultóricos más importantes.

Gastronomía

La gastronomía vallisoletana se engloba dentro de la gastronomía castellana. En ella ocupa un lugar preferente la carne y los asados; uno de los platos más típicos es el asado de lechazo condimentado con agua y sal y cocinado en horno de leña. Junto al lechazo, el cochinillo o el cabrito y los alimentos de la caza como perdices, codornices y conejo, se cocinan aquí braseados o escabechados. El queso de la zona se elabora con leche de oveja, lo que significa un fuerte sabor en varios grados de curación.

Naturalmente se trata de platos que necesitan para su completo disfrute del pan y del vino, dos elaboraciones que desde hace siglos se elaboran en esta zona. Se pueden degustar decenas de texturas de pan de cereal castellano. De ellos, el más famoso es el pan "lechuguino" pero también destacan el pan de picos o el cuatro canteros. En Valladolid pueden degustarse vinos de gran calidad como son los adscritos a las cuatro denominaciones de origen de la provincia vallisoletana: los tintos de la Denominación de Origen Ribera del Duero, los blancos de Rueda o los rosados de la Denominación de Origen Cigales y la de Toro.

Un buen postre empieza en Valladolid por la repostería salida de las manos artesanas de los conventos y se complementa con el café de puchero. Se puede acompañar de pastas artesanales, como los mantecados de Portillo (popularmente conocidos como zapatillas) o con los bizcochos de Santa Clara, los empiñonados, los buñuelos de crema o las almendras garrapiñadas.

 
XHTML ValideCSS Valide© 2018 Gure Txoko Valladolid - Centro Vasco en Valladolid - Web design : Nouvelles Techno